The Hechinger Report is a national nonprofit newsroom that reports on one topic: education. Sign up for our weekly newsletters to get stories like this delivered directly to your inbox.

Read in English.

Un diluvio de información que se publicó a fines del año pasado confirmó lo que desde hace tiempo se sospechaba: La pandemia de coronavirus ha causado una amplia pérdida de aprendizaje al tiempo que aumentaba las lagunas a través de líneas raciales y socioeconómicas. La situación es especialmente preocupante entre los niños de menor edad: un análisis de la data del nivel de lectura realizado por Amplify Education, Inc., una firma que crea productos de currículo, evaluación e intervención, detectó que los niños de primero y segundo grado tuvieron los descensos más drásticos en el nivel de grado de lectura en comparación con años anteriores. Este año, el 40 por ciento de los alumnos de primer grado y el 35 por ciento de los de segundo grado tuvieron un “riesgo significativo” de necesitar una intervención intensiva comparados con el 27 por ciento y el 29 por ciento el año pasado.

Larry Berger, director ejecutivo de Amplify, dijo que la data refleja cómo la pandemia ha interrumpido la enseñanza en un momento crítico para los niños de temprana edad, cuando están aprendiendo los elementos básicos de la lectura y avanzando rápidamente en sus fundamentos. Para los alumnos de primer grado especialmente, el año de kindergarten sufrió una “seria interrupción”, dijo Berger. “Tendría sentido que hubiese una gran cantidad de niños perdiendo muchas de las habilidades básicas de lectura que típicamente se desarrollan en kindergarten”.

La firma Amplify no está sola en identificar esta pérdida de aprendizaje. La data que McKinsey & Company analizó concluyó que los niños han perdido al menos un mes y medio de lectura, y en los niños de color es mucho peor. Y algunos expertos dicen que la pérdida podría ser peor porque varios de los estudiantes más vulnerables pueden no estar asistiendo regularmente a clases por internet o recibiendo evaluaciones este año. “Es difícil examinar a los niños en el lugar que están y en la forma que usualmente se examinan en el aula”, dijo Adeola Whitney, directora ejecutiva de Reading Partners, una organización sin fines de lucro que se concentra en apoyar la lectura y tutorías. En tanto algunos informes sugieren que la pérdida de lectura no ha sido tan grave como se esperaba, Berger dice que la data de Amplify muestra que los logros en lectura en los años primarios merecen una revisión más profunda. “El lapso es sustancial y definitivamente nos tiene preguntándonos, “¿está el país listo para tratar de cerrar una brecha de esta magnitud?”

He aquí algunas de las maneras en que los expertos proponen hacerlo, muchas de las cuales aparecen resaltadas en un informe reciente de McKinsey & Company:

  • Tutoría: Los estudios investigativos muestran que una “alta dosis de tutoría” puede ayudar a elevar la habilidad de leer, especialmente en los primeros años de las escuelas primarias. Inglaterra lanzó el año pasado un programa nacional de tutoría para ayudar a los alumnos a recuperar la pérdida de aprendizaje y algunos estados como Tennessee han enfocado específicamente la pérdida causada por la pandemia mediante el uso de grupos existentes de tutoría. Las Escuelas del Condado de Broward en la Florida se asociaron a fines del año pasado con Saga Education en el lanzamiento de un programa de tutoría en matemáticas para hacer frente a la pérdida de aprendizaje relacionada con la pandemia. Reading Partners, que coloca tutores en escuelas de pocos recursos, se movió hacia una plataforma de internet cuando surgió la pandemia.
  • Extensión del año escolar: Estados como Dakota del Norte están considerando extender la duración del año escolar para ayudar a los alumnos a ponerse al día y alcanzar el lugar donde deberían estar académicamente. El Distrito Escolar Independiente del Condado de Ector en Texas extendió su año escolar y lanzará este año un programa de verano para sus alumnos. El Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles está planeando sesiones de tutoría y clases los sábados para ayudar a los alumnos, y el informe de McKinsey & Company sugiere programas de verano como el de ‘Aim High’en California o Academias de Aceleración como una opción remedial.
  • Lectura a nivel de grado: El informe de McKinsey & Company resalta información que muestra que es más efectivo mantener el material de lectura a nivel de grado y ayudar a los alumnos a alcanzar ese nivel que sacar a los alumnos del trabajo de nivel de grado y re-enseñarles el contenido de grados inferiores. Mississippi ha ofrecido desarrollo profesional para que los educadores conozcan  este método, y el Distrito de las Escuelas Públicas de Highline en el estado de Washington ha equipado a los maestros con muestras de unidades con este método en mente.
  • Asociaciones con organizaciones comunitarias: Whitney de Reading Partners dijo que las comunidades deberían apoyar a los maestros a través de asociaciones mediante programas de alfabetización como el de Reading Corps de Minnesota o Jumpstart. Esos programas “se necesitan ahora más que nunca”, dijo Whitney.
  • Trabajar en alfabetización en la casa: Fuera de la escuela, los padres pueden elevar el nivel de alfabetización leyendo libros con sus hijos y señalándoles letras y palabras de la vida cotidiana, como en el supermercado. Aunque un niño no tenga acceso a libros durante este tiempo por estar cerradas las escuelas y las bibliotecas, los padres pueden emprender actividades lúdicas relacionadas con la alfabetización para ayudar a niños pequeños a edificar sus habilidades básicas de lectura. Esas actividades incluirían cantar canciones rimadas, pronunciar palabras lentamente para ayudar a los niños a identificar los sonidos en una palabra o desafiar a los niños a que encuentren las cosas en la casa cuyas referencias empiecen con un sonido específico.

Este artículo sobre pérdida de aprendizaje lo produjo The Hechinger Report, una organización de noticias independiente sin fines de lucro enfocada en la desigualdad y la innovación en la educación.

The Hechinger Report provides in-depth, fact-based, unbiased reporting on education that is free to all readers. But that doesn't mean it's free to produce. Our work keeps educators and the public informed about pressing issues at schools and on campuses throughout the country. We tell the whole story, even when the details are inconvenient. Help us keep doing that.

Join us today.

Jackie Mader supervises all photo and multimedia use, covers early childhood education and writes the early ed newsletter. In her nine years at Hechinger, she has covered a range of topics including teacher...

Letters to the Editor

At The Hechinger Report, we publish thoughtful letters from readers that contribute to the ongoing discussion about the education topics we cover. Please read our guidelines for more information.

By submitting your name, you grant us permission to publish it with your letter. We will never publish your email. You must fill out all fields to submit a letter.

Your email address will not be published. Required fields are marked *